RECETAS

22 febrero, 2011

MIS PRIMERAS GALLETAS DECORADAS



Hacer galletas decoradas es un importante trabajo al que no todos estamos dispuestos, básicamente por falta de tiempo. A mí es un tema que me está costando, primero por el tiempo y segundo porque no acaba de convencerme, ya ves, con lo bonitas que son!. Yo creo que es porque no me gustan demasiado las galletas, así que no me veo echándole tantas horas. De hecho, apenas comí las que hice y aún tengo guardadas en bolsas.
Como realmente tenía ganas de hacerlas y con mi KA recién llegada a casa, no tenía excusa para ponerme con ellas. Había leído una y otra vez los tutoriales de Bea, a los que todos nos acercamos cuando deseamos hacerlas, así que esa es la receta que os dejo. Es para KA y después os cuento lo que nos dice sobre hacerla de otra manera. Hice unas galletas "fáciles" porque sólo quería tocar la masa, probar su textura, su sabor, la forma de estirar, cortar, hornear,...quería probar la glasa, su textura también, la forma de hacer delineados y rellenos, su secado,...tenía claro que quería unas galletas coloreadas con una glasa blanca, sin colorear, bastante tenía con conseguir decorar sin salirme de la galleta!.
Vamos a ello!.

GALLETAS DECORADAS

Necesitarás:
(cantidades para 35 ó 40 galletas grandes de entre 8-10 cm)

...PARA LA MASA:
- 250gr de mantequilla a temperatura ambiente (importante)
- 250gr de azúcar glass (importante)
- 1 huevo grande a temperatura ambiente (importante)
- 650gr de harina tamizada (conveniente)
- 1 chorrito de leche para ligar la masa
- Aroma al gusto del consumidor (opcional)

...PARA LA GLASA:
Depende de la cantidad que vamos a hacer pero la proporción es:
- 1 clara de huevo
- 200gr de azúcar glass
- 1 cucharadita de cremor tártaro
(no imprescindible pero recomendable)

Así se hace:
(KitchenAid)

* PARA HACER LA MASA...

1. Con la pala, bate la mantequilla a velocidad 3 durante 1 minuto. Para la máquina y baja con una espátula lo que haya en las paredes y haya quedado en la pala y vuelve a batir a la misma velocidad durante otro minuto.

2. Cuando la mantequilla tenga una textura suave, baja la máquina a velocidad 1, y ve incorporando el azúcar tamizado a cucharadas, sin prisa pero sin pausa, tardará en integrarse totalmente. Cuando lo haga, vuelve a subir a velocidad 3.

3. Puede que tengas que parar la máquina en un par de ocasiones para bajar lo que quede pegado en el vaso, pero el batido no deberá durar más de tres minutos. Pasado este tiempo la mantequilla habrá blanqueado, aumentado ligeramente su volumen, y tendrá una textura esponjosa.

4. En este momento para la máquina y añade el sabor deseado, así como el huevo ligeramente batido muy poco a poco, y bate a velocidad 1 hasta que esté integrado. Si lo necesita, para la máquina para bajar lo que haya quedado en las paredes.

5. Comienza a añadir la harina a cucharadas, a la velocidad más baja posible y de la misma manera que se incorpora el azúcar, sin parar la máquina, pero sin pausa. Cuando estás llegando casi al final de la harina, la masa comenzará a “desmigarse”. Echa un chorrito de leche y bate de nuevo hasta la masa se una, formando una bola y se haya despegado de las pareces del bol.
Y os preguntaréis cuánto es un chorrito. Pues depende de cómo nos haya quedado la masa de desmigada, depende de la humedad de la harina y de la temperatura ambiente. Pero prueba a echar unas tres cucharadas soperas, aunque a veces puede ser menos y otras más. Si te pasas y queda húmeda, echa un poco más de harina, pero lo ideal es ir echando la leche muy poco a poco.

6. Cuando hayas conseguido una masa uniforme, coloca sobre la encimera un papel de hornear y sobre él la masa. Dale forma redonda y chata y corta en cuatro trozos iguales. La masa deberá estar pringosa, por la mantequilla, pero no pegajosa.
Reserva tres trozos, y quédate con uno.

7. Comienza a darle forma rectangular con las manos. Coloca otro papel de hornear encima y estira con un rodillo (el ajustable es perfecto) dejando la masa del mismo grosor. Guarda en el frigorífico entre los dos papeles y haz lo mismo con los otros tres trozos.

8. Deja enfriar la masa en el frigorífico un mínimo de 3 horas, y mucho mejor de un día para otro, la masa estará más consistente. Colócala de tal manera que no coja ninguna arruga ni se doble, y siempre el trozo más grande en la parte inferior. Lo ideal sería que nos cupiera la bandeja de hornear y meter los cuatro trozos uno sobre otro.

9. Una vez ha reposado, podemos empezar a hacer las formas con los cortadores. Si hacemos galletas de diferentes tamaños, debemos colocar las del mismo tamaño en la misma bandeja. La mayoría de las veces la galleta se pega al cortador y se levanta fácilmente, pero, si no es así, corta la mayor cantidad de galletas posibles y retira los recortes.
Con la espátula especial para galletas, o bien con la mano (si la masa está bien fría) puedes colocar directamente las galletas sobre la bandeja de hornear. Al no llevar ningún tipo de levadura, la galleta no se extiende mucho, pero hay que dejar un par de centímetros de separación entre galleta y galleta.
No es necesario colocar papel de hornear en la bandeja, tan pronto las saquemos del horno, y cuando todavía están calientes, las despegamos suavemente y las dejamos reposar durante 5 minutos, ya no se pegarán. Nos parecerá que están un poco blandas, pero endurecerán al enfriar.

Los recortes sobrantes, los unimos, estiraremos entre dos papeles, y enfriamos en la frigorífico por lo menos 15 minutos. Estos recortes los podremos utilizar 3 veces más, pero la textura de la galleta no será la misma. También afectará a la superficie de la galleta, que no quedará tan lisa, como las galletas que cortamos de una masa estirada sólo una vez.
La bandeja de galletas ya cortadas la debemos de meter de nuevo a enfriar, a dejarlas 15 minutos en el frigorífico o 10 minutos en el congelador. Este paso es “obligatorio” ya que sino las galletas perderán la forma.

10. Precalienta el horno a 180ºC e introduce la bandeja de hornear durante un mínimo de 10 minutos. Este es el tiempo de cocción que indica la receta original, pero eso depende del tamaño de las galletas. Si tienen una media de 10 cm, son 18 minutos de horneado. Pasados 15 minutos hay que estar muy pendiente ya que 1 minuto más o menos puede ser la diferencia entre una galleta perfectamente horneada y una galleta quemada.

* Deberemos conocer bien nuestro horno, primero si la temperatura es correcta (para ello utilizaremos un termómetro de horno que os indique la temperatura exacta) y segundo si nuestro horno calienta uniformemente, de lo contrario, pasada la mitad del tiempo de cocción deberemos girar la bandeja 180 grados.
Cuando saquemos las galletas del horno hay que tener en cuenta que se siguen tostando, por eso, si nos quedan un poco claritas, las podemos dejar enfriar sobre la misma bandeja, sino, con que las dejemos reposar cinco minutos, ya la podremos mover a enfriar a una rejilla (mejor con la espátula especial para galletas).

* Dejar enfriar dos horas, como mínimo, antes de decorarlas.

* Las galletas se pueden congelar ya cortadas, luego habrá que añadir unos pocos minutos más de horneado.



* PARA HACER LA GLASA...

La glasa real (Royal Icing) es simplemente clara de huevo con azúcar glass. Es un tipo de decoración muy versátil, que cuando se seca puede llegar a durar años sin estropearse. Debido a las posibles contaminaciones que puede ocasionar el comer huevos crudos, es preferible utilizar claras de huevo pasteurizadas (hay en Mercadona). Comenzamos:

* El azúcar glass, a ser posible industrial (no vale hecho en casa con Thermomix), deberá estar perfectamente tamizado, ya que si tiene grumos, luego se nos tupirá la boquilla por la que debe salir la glasa. No hay una cantidad exacta de azúcar por clara de huevo, depende del tamaño de la clara, de la humedad de azúcar, y sobre todo de la consistencia que queramos darle. Pero, como os adelantaba en los ingredientes, es aproximadamente 200gr de azúcar por cada clara. Si nos queda muy espeso, tan solo con añadirle unas gotas de agua, la haremos más ligera. Si es demasiado ligera, le podemos continuar añadiendo, azúcar glass, hasta conseguir la consistencia deseada.

* Aunque no es absolutamente necesario, añadir una cucharadita de cremor tártaro por cada clara de huevo, le da una textura más suave.

1. Bate a velocidad media-alta la clara de huevo y cuando este empezando a espumar, añade la cucharadita de cremor tártaro y continúa batiendo hasta que esté totalmente disuelto.

2. Empieza a añadir el azúcar glass tamizado, poco a poco con una tacita, bajando con una espátula todo el azúcar que vaya quedando en las paredes del vaso.

3. Continúa batiendo y añadiendo el azúcar poco a poco.

4. Ya hemos conseguido una consistencia ligera.
- Ya se podría utilizar esta glasa, para galletas que tuvieran una gran superficie para decorar. Primero haríamos el contorno de la galleta con una glasa que tuviera una consistencia fuerte, y cuando se secara podríamos rellenarlo con esta glasa más ligera y lo dejaríamos secar, para continuar decorando por encima).
- Si queremos darle sabor a la glasa, éste es el momento. Le podemos poner una cucharadita de zumo de limón (colado), al gusto. No añadirlo nunca directamente a la clara de huevo, ya que el ácido del limón haría que se “cociera” el huevo. Si en vez de añadir el limón, queremos añadirle extracto, podemos hacerlo, pero teniendo cuidado de que sea incoloro, de lo contrario cambiaría el color de la glasa si la vamos a utilizar blanca (si la vamos a colorear, no es tan importante). Recordad que cualquier gota de líquido que le añadamos a la glasa, le cambia la consistencia, así que hay que estar pendiente en este paso. Además, el añadir el limón ayudará al secado de la glasa.

5. Después de añadirle el extracto de limón, le hemos añadido más azúcar, para conseguir una consistencia media.

6. Sigue añadiendo azúcar y batiendo, para conseguir una consistencia fuerte. Es decir, que la glasa no se caiga de la varilla.

7. Cuando consigamos la consistencia deseada, lo pasamos a un bol y lo cubrimos con papel film, de manera que esté totalmente en contacto con la glasa. Lo podemos conservar hasta 2 semanas en la nevera (si utilizamos claras pasteurizadas). Si lo vamos a utilizar directamente, simplemente lo cubriremos con un paño de cocina húmedo. Si lo dejamos al aire, se secará y se formará una costra dejando la glasa totalmente inutilizable.

8. Reparte la glasa en tantos boles como colores vayas a usar. Utiliza colorante sólido (el líquido nos cambiaría la consistencia) y ve mezclando hasta conseguir el tono deseado.

9. Rellena las mangas desechables con parte de la glasa y añade un poco de agua (muy poco) al resto para conseguir la consistencia necesaria para el relleno. Mete ésta en otras mangas desechables.
Para cada color, tenemos dos mangas, una con la consistencia firme (conseguida en la KA) y otra con la otra más ligera (conseguida añadiendo las gotas de agua).

...PARA DECORAR:

* Partimos de la base de que tenemos:
- las galletas hechas, horneadas y enfriadas por completo.
- la glasa hecha y coloreada.

1. Prepara las mangas desechables y ve cortando las puntas, dejándolas listas para colocar los acoples.

2. Coloca la boquilla y cierra el acople.

3. Con una espátula, mete la glasa en cada manga que tenemos preparada.

4. Corta el exceso de plástico de la manga, para que sea más fácil manipularas, y mientras no las utilizamos las cerramos con una pinza de clip.

5. Ten preparada la mesa con tijeras, pinzas, sprinkles variados, perlitas de azúcar, azúcar de colores, boquillas para poder cambiarlas, espátulas, colorantes para tener todo a mano y no tener que levantarse.

6. Las boquillas se deben cubrir con un pañito húmedo para que no se seque la punta mientras no las utilizamos y también nos servirá para limpiar la boquilla después de cada uso.

7. Coloca las galletas listas para decorar sobre un paño de cocina limpio y ten preparado otro lugar para ir colocando las galletas terminadas para que vayan secando. Dependiendo de la decoración tardarán unas 2 horas. Cuando esta decoración se seque durará casi indefinidamente.

8. Comienza (con la boquilla del 1 y sin apoyarla sobre la galleta) por los bordes con la glasa firme que hemos conseguido y rellena con la textura más ligera. Lo mejor es hacer 3 o 4 delineados y rellenar (con boquilla del 2 o biberón, repartiendo haciendo zig-zag y ayudándonos de un palillo para llegar a los bordes si fuese necesario) esos 3 o 4 galletas. Depende de lo rápida que seas, pero no conviene hacer el delineado a muchas a la vez porque se seca si no haces el relleno relativamente pronto.

* La técnica para decorar os la pondré otro día con un paso a paso, más o menos os la he dejado. Lo mejor, que veáis los tutoriales de Bea para aprender de la maestra. Para ello, pinchad aquí.

* Os enseño unos caramelillos personalizados:



...y aquí los véis con más detalle:



* Y para terminar, os dejo lo que nos cuenta Bea en sus PREGUNTAS FRECUENTES sobre hacer masa y glasa en Thermomix o a mano:

- ¿Puedo hacer la masa de las galletas para decorar en la TH?.
A ver, hacerse sí se puede. Pero tan sólo la mitad de la receta. Se batiría la mantequilla con el azúcar con la mariposa hasta que blanqueara y aumentara de volumen. Luego se añadirían los huevos, y por último la harina, aunque posiblemente la tendréis que terminar de incorporar y amasar a mano hasta que esté bien integrada. Personalmente es preferible hacerla con la batidora de mano (no con la minipimer).

- ¿Puedo hacer la masa de las galletas para decorar a mano?.
Sí, por supuesto. Antes no había robots de cocina. Todo se puede hacer a mano.. pero sin duda terminarás con el brazo dolorido!!!

- ¿Puedo hacer la glasa en la TH?.
Las que tenéis TH, podéis encontrar la receta en cualquiera de los libros. Pero insisto que la he visto hacer en la Thermomix y sus resultados y prefiero hacerla una batidora de mano en caso de no tener una KA. A mí no me funciona la TH para hacer la glasa de las galletas, pero eso es mi opinión personal.

- ¿Puedo hacer la glasa a mano?.
Sí, por supuesto...pero si haces más de 2 claras a la vez, es posible que te agotes de tanto batir.

Hasta la próxima!!!.
...seguro que me animo en otro momento.

16 comentarios:

  1. Bueno si tu no te las comes, mandamelas!! seguro están deliciosas, son monísimas!
    Saludos Da & Mer

    ResponderEliminar
  2. Ana,te sigo desde hace mucho tiempo del grupo thermomix! SOy de lorca, jeje....
    He hecho muchisimas de tus recetas y ahora también me he animado yo con un blog, te paso el enlace por si te apetece verlo.
    besicos

    http://lasrecetasdepiluka.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Que bonitas las galletas....

    Ya sabes que eso es solo el principio... que una vez que pruebas repites y repites....

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado preciosas!!!! nadie diría que son las primeras!!! A mí según que galletas no me llaman, pero estas.... mmm

    ResponderEliminar
  5. Ay Ana, qué galletas tan bonitas te han quedado, tienen un punto tan romántico!!! me encantan!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Mer, todo se andará, a ver si tengo más producción.

    Me alegro de que me sigas Piluka y también de que seamos vecinas, nos conoceremos en persona.
    Suerte y ánimo con el blog, en cuanto pueda me paso por él, no lo dudes.

    Muchas gracias Rosaleda, vamos a ver si me animo o no, es que son muchas cosas y prefiero hacer otras que se coman más en casa, pero para algún acontecimiento son monísimas y originales.

    Carmen, gracias pero espero mejorar. No quedaron del todo mal para ser las primeras y para hacer las cosas tan rápidas como las acabo haciendo siempre. No pensaba ni publicarlas, pero me parece buena idea que podáis ver mi progreso...si es que lo hay.

    Gracias Beatriz, a ver si me convierto en una experta como tú. Recuerdo especialmente tus galletas con forma de puzzle, que eran de fondant con nombres grabados. Me compré la imprenta, que por cierto no he usado, y el molde pero ya ves, por aquí voy.

    Gracias a todas, prometo mejorar.

    ResponderEliminar
  7. ana te han quedado chulisimas, y eso que son la primera vez. a mi me han encantado un saludo guapa

    ResponderEliminar
  8. Hola Ana! tus galletas preciosas, las de figura de caramelo me encantan!
    besos

    ResponderEliminar
  9. Seran las primeras pero te han quedado geniales, esas de los caramelos son preciosas!!
    Ese es un tema que tengo pendiente pero la verdad que no me atrevo mucho...
    Enhorabuena, me encantan

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por tu estreno porque te han quedado divinas!
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. A mí me parece que están fantásticas!! Yo no me veo capaz de liarme con algo tan chiquitito, así que valoro muchísimo el trabajo tan minucioso que has hecho. Y para ser las primeras vamos.... genial!!
    Felicidades!!

    ResponderEliminar
  12. espetacular publicacion!... FELICIDADES Y MIL GRACIAS!
    Ross.

    ResponderEliminar
  13. Hola, tengo una dudilla, tengo que hacer un número importante de galletas, quería preguntar... se puede hacer la receta sin huevo? por el tema de estropearse...y la otra pregunta en el caso de que se haga con la receta con huevo... cuanto tiempo se puede guardar la galleta ya cocinada??

    Muchas gracias.
    Haces una cosas IMPRESIONATES!!!

    ResponderEliminar

Si quieres añadir algo...